CUERPOS DISIDENTES: RETRATO DE UNA ARTISTA: KYKY MICHI

Una cuestión relevante para comprender las condiciones de vida de las travestis, transexuales y transgénero en nuestro país es que muchas asumimos nuestras identidades a temprana edad. Estos procesos personales ocurren en el marco de sociedades que criminalizan nuestras identidades. En consecuencia, comenzar a vivir de acuerdo a nuestra identidad sexual conlleva, la pérdida de nuestro hogar, de nuestros vínculos familiares y la marginación de la escuela (Lohana Berkins, 2015)

“… brindará las oportunidades necesarias para desarrollar y fortalecer la formación integral de las personas a lo largo de toda la vida y promover en cada educando/a la capacidad de definir su proyecto de vida, basado en los valores de libertad, paz, solidaridad, igualdad, respeto a la diversidad, justicia, responsabilidad y bien común” (Ley 26.206, Ley Nacional de Educación. http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/120000- 124999/123542/norma.htm).

Aún así mientras la comunidad gay ha logrado grandes victorias legales y políticas, como el matrimonio igualitario, las personas transgénero (que pueden ser homosexuales o no y quiénes se identifican con el sexo contrario al que nacieron) siguen conformando uno de los sectores más marginados de la sociedad.

Es común leer en los leyes, decretos o programas las palabras inclusión, igualdad y/o no discriminación. Sin embargo en la práctica se presentan situaciones en las que se pone en cuestionamiento: ¿para quién o quienes es universal el sistema educativo?, ¿a quién le incluye y a quién no?, ¿somos todos iguales?.

Desde la primaria, pasando por el secundario y luego en la educación superior, las personas transgénero, en pleno proceso de vulnerabilidad frente a la construcción de la identidad de genero, sufren de diferentes situaciones de discriminación.

Un informe del INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) del 2012 da cifras alarmantes. El 64 % de la población transgénero del país tiene la escuela primaria incompleta y el 84 % no terminó el secundario. Entre las razones principales de deserción en el secundario, encabeza la discriminación sufrida en las instituciones por parte de los docentes y el alumnado, la expulsión de los hogares familiares y la falta de dinero, que desemboca en una búsqueda laboral, que en la mayoría de los casos, siendo menores, termina siendo la prostitución.

Las personas le temen a lo desconocido. Hacer visible la diversidad y conversar sobre lo desconocido, contando con la información necesaria para derribar mitos escuchando al otro, es tarea de nuestra sociedad.

Cualquiera que sea la libertad por la que luchamos, debe ser una libertad basada en la igualdad.
Judith Butler

El texto es parte del ensayo “La exclusión de las personas transgénero del sistema educativo argentino” de mi autoría, presentado recientemente en la catedra de didáctica dirigida por la docente Silvia Meza.

El siguiente trabajo se realizó en un basural a cielo abierto en las inmediaciones del Lago Pellegrini, en la provincia de Rio Negro. Si bien hay leyes que prohíben tener vertientes a cielo abierto, esto parece no importar a nivel nacional, donde la fauna se ve amenazada por el hombre continuamente. En mas, vale aclarar, que mientras realizábamos esta producción, alrededor de nuestro equipo, la gente llegaba en autos y tiraba basura a metros de nosotros, preocupados solamente si estábamos haciendo una denuncia. Es decir éramos parte del decorado basural.

“Había una vez ni una princesa ni un príncipe sino una mounstra trans y NoBinaria Hey! y no hace miles de años pasados ni en el futuro ni en un lugar muy muy lejano aquí a la vuelta del paraíso petrolero, en el basural revolviendo en busca de un sueño, del tesoro ese que dicen que puede estar en la basura de algunos, por qué nos enseñaron esto que la basura de otro pueden ser nuestro tesoro, nos mandaron a buscar en el mismo tacho de basura que está en todas las casas; en la sobra de comida de mi familia porque además de mounstra desempleada y desalojada, e intento vegana, las verduras siempre sobran y son más baratas, en el cuartito de los cachivaches /te podes tirar ahí/o entre las cosas que se guardan por si las dudas, talvez un día sirva por eso lo dejamos flotando en el limbo disidente de un mundo binario donde todo SIRVE o NOSIRVE, no lo queremos tan presente en nuestro presente, talvez junto a la papelera de reciclaje junto a las historial de pornografía más raras, porque la disidencia es sexual, porque cada vez nos construimos nuevos nos sacamos cosas y nos armamos de otra, compramos, encontramos, apropiamos, rompemos , desaprendemos dejamos atrás, pero nada se pierde todo se TRANSFORMA, me transforme y los golpes que me dan son para moldear esta cuerpa tan moldeable, que si femenina, que me gusta más de hombre y quédate con el pelo como antes. Acá estoy reciclada de la basura, quien iba a decir una Travesti del oeste posando con sus trucos de magia frente a una cámara como si Vogue también la leen las wachiturras, culi suelta, pobre negra cabeza del oeste, el lejano oeste, pero con estilo, miren que además de decirnos que no tenemos oportunidad nos van a decir que vivamos aburridas, entristecida iguales a las otras porque si, porque si no me identifico, porque aunque intente parecer de new york acá se me van a reír, y allí no les importa lo que pase aquí, no pienso rendir tributo al imperio así y así porque si, venderán nuestras tierras pero no nuestra originalidad, originalidad mama pacha.

Porque aun sin territorio mi cuerpa es mi territorio y aquí se resiste, cuerpa resistente”.

Kyky Michi

Artista: Kyky Michi
Ph: Pablo Tesoriere
Produccion logística: Monique Musique y Noe Carrizo